martes, 28 de abril de 2009

El físico cuenta... y parece que canta

Eres una gran cantante. Y lo eres porque tienes una gran voz capaz de hacer llorar hasta a los más secos e insípidos corazones. Te ganas el reconocimiento de todos aquellos que te rodean y, gracias a su insistencia, reunes las fuerzas necesarias para ir a la tele. Y vas sin haber pensado ningún objetivo concreto, no quieres conseguir nada ni demostrar nada. Sólo quieres ir porque estás ilusionada y deseas salir de una vez de aquel lugar en el que vives entre sórdidos granjeros y apáticos animales.

Es el año 1995, entras al estudio de grabación: te maquillan, te miras en el espejo, estás cerca de los famosos... te sientes bien. Es la hora de empezar, te anuncian, te toca a ti, sales...

Y ves en la cara de la gente ese gesto frágil a punto de estallar... en una carcajada. Te sientes mal, pero como era algo que ya esperabas continúas, nadie va a conseguir hundirte en este momento. Comienzas a cantar una bonita canción y lo haces fabulosamente, de la misma forma que lo hacías entre tus allegados y veías sus ojos humedeciéndose. Pero a medida que sigues cantando te encuentras con un público al que cada vez le cuesta más contener la risa. Te preguntas por qué si lo estás haciendo bien y, en ese momento, adviertes que hay algo moviéndose bajo tus piernas y que te mira por debajo de la falda.
El des-enlace aquí:
http://www.cadenaser.com/sociedad/video/pasado-musical-susan-boyle/serpro/20090428csrcsrsoc_3/Ves

Me pregunto por qué somos tan superficiales y por qué no somos capaces de respetar a alguien que sólo quiere cantar... y lo hace bien. No sé por qué no toleramos a una persona con un físico que no cumple el patrón de belleza y que, repito, sólo quiere cantar, y además lo hace bien.

Dicho ésto, bendita paciencia la de Boyle. Seguro que si hubiera llorado en lugar de abrazar al presentador la opinión hubiera sido: "oh, pobre mujer, en qué momento fue a la tele a que se rieran de ella, que malo que es el presentador"...
La actitud de ése presentador merece otro post. Vergonzoso.

3 comentarios:

Benito Camela dijo...

Es obvio que el físico cuenta, es tangible y real. Porque lo importante no es lo que eres, sino lo que aparentas, lo importante no es lo que sabes...sino lo que puedes demostrar.

The Kaisher dijo...

Lo que cuenta para ganar puntos de cara a la sociedad es el especto físico. Si no, buscar algún canal que no tenga alguna miss presentadora, donde las bebidas no las anuncien exhuberantes socorristas en bañador,... Y estamos todos contagiados de ese virus, porque, cuando un bebé os hace algo gracioso, ¿qué es lo que decís? ¡Qué bonico, qué mono! ¿Cuando pasa una moto rugiendo o un coche con un alerón más grande que la moto de antes? ¡Qué guapo/a! ¿Cuándo pasa la típica jamelga con bolso y tacones? ¡Qué patas tienes, cordera!, y así hasta el infinito.

La sociedad occidental está montada (entre otras cosas) en torno a la belleza. Sólo así se explica la existencia de boncurso de belleza, concursos pelo Pantene y Corporación dermoestética. Por eso no podemos comprender que el hecho de que una mujer lleve un velo pueda ser un signo de respeto.

El Enanito Cabrón dijo...

Pues que quieres que te diga, yo las prefiero guapas. Además, puede que el presentador del programa actuara así porque es parte del show, conozco programas así. Y una cosa debe quedar clara, si no fuera porque Boyle era vieja y fea no hubiera conseguido la fama que tiene. Es muy bonito aferrarse a la belleza interior pero... pamplinas, las cosas como son.

AH!! Ni que decir que a esta señora le gusta más un espectaculo que otra cosa... que nadie vaya de santa.